30 de noviembre de 2023

Apalancado

Lo más coherente e incoherente del mundo

Dormir mal puede aumentar el riesgo de tener una enfermedad cardiaca

Mientras duermes, tu cuerpo se restaura por sí mismo y se prepara para que tengas un día excelente. El problema comienza cuando por diferentes razones nuestro sueño empieza a verse alterado y no descansamos por completo. 

Según un estudio realizado por la Universidad del Sur de Florida en Estados Unidos reveló que mientras más aspectos que no nos dejan dormir, entonces mayor es el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Anteriormente, la mayoría de los estudios del sueño que se realizaban tenían que ver sólo con la duración, la calidad o se centraban en el insomnio. Es por eso que los científicos decidieron que si se trataba de entender al sueño como algo multidimensional, entonces podría ser más beneficioso para prevenir y predecir problemas de salud relacionados a otros órganos como el corazón. 

Para esta investigación, se analizaron los datos de sueño de 6,820 adultos estadounidenses con una edad media de 53 años. Se les pidió que informaran de problemas de salud y trastornos del sueño que padecieran así como de problemas cardíacos. Además se les pidió que compartieran antecedentes familiares de enfermedades y factores sociodemográficos como la raza, el sexo, enfermedades mentales y actividades físicas. 

Entre los aspectos de salud del sueño que más se analizaron estuvieron la regularidad, la satisfacción, el estado de alerta, el momento, la eficiencia y la duración del sueño. Por cada uno de estos problemas al dormir que se acumulen, entonces el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca aumentaba a un 54%. 

Por ejemplo, no va a ser el mismo riesgo de alguien que duerme pocas horas a alguien que tiene insomnio, duerme poco y tiene el sueño muy ligero. Entonces, poco a poco se van acumulando los problemas y, aunque pueden afectar a diferentes áreas de la vida diaria, es muy probable que en algún momento detonen una enfermedad cardiaca. 

Entre los resultados del estudio también se encontró que, aunque las mujeres sufren de más problemas de salud relacionados con el sueño, son los hombres los que salían más propensos a sufrir enfermedades cardíacas. Los expertos aclararon que no creían que fuera una cuestión de género, pero que definitivamente daba material para investigaciones futuras en las que pudieran confirmarse o negarse alguna relación. 

Al final, los investigadores concluyeron que esto sólo es un inicio puesto que sólo se centraron en población de edad media y tendría que hacerse un estudio aparte con personas más jóvenes o más grandes para saber qué tanto el sueño puede llevar a enfermedades cardíacas. Por lo pronto, este estudio podría servir para abrir camino a nuevas perspectivas del sueño y entender que hay muchos problemas de salud que se pueden derivar de una mala calidad del sueño.

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados.