Este jueves, en el cuarto día de protestas contra el gobierno, integrantes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) bloquearon los accesos a Quito dada la falta de solución y diálogo con el gobierno ecuatoriano.

Los bloqueos se extendieron hasta dos de los principales mercados que abastecen a la capital sin producir mayores incidentes. Hacia el sur de la ciudad, les manifestantes, con la ayuda de troncos y neumáticos humeantes, además de rocas, impedían el paso de vehículos.

Luego de tres días de manifestaciones, en las que se exige al mandatario conservador Guillermo Lasso la reducción de precios a 1.50 dólares para el galón de 3.78 litros de diésel y a 2.10 para la gasolina de 85 octanos, el Servicio Integrado de Seguridad ECU911 registró cortes de carreteras en 15 de las 24 provincias del país.

Ante esto, el mandatario ecuatoriano aseguró que «tenemos las puertas abiertas al diálogo, pero no cederemos ante grupos violentos que pretenden imponer sus reglas». Por su parte, Leonidas Iza, líder de las protestas y de la Conaie, expresó que el gobierno no ofrece garantías para conversar.

El pasado martes 14 de junio, Iza fue detenido por agentes de la Policía Nacional. Sin embargo, la Fiscalía General del Estado informó que el líder de la Conaie no había sido puesto a órdenes de la Institución, por lo que llamaron a evitar detenciones arbitrarias. 

La vicepresidenta de la Conaie, Zenaida Yasacama, pidió “radicalizar la lucha a nivel nacional” y responsabilizó al gobierno de Guillermo Lasso por la integridad de Iza. Lasso, por su parte, había confirmado que la Policía detuvo a los actores intelectuales de lo que calificó como “actos vandálicos prohibidos por la Constitución y las leyes”.

Es por ello que las protestas continúan, uniéndose a ellas estudiantes y transportistas. Les manifestantes y periodistas en Quito han sido víctimas de represión policial. Se reportaron 13 agresiones en contra de equipos periodísticos que cubrían las protestas.

Deja un comentario